El lenguaje más allá

La palabra pare el lenguaje; mas le alumbra prural, en dos planos yuxtapuestos: 

El lenguaje de ecos. Amorfo, desordenado, más audible. Compuesto de palabras descortezadas, se consume y es el más cercano al hombre, a su acción.

Y el lenguaje profundo, el que vive en los ínferos en reposo -donde las palabras no están colonizadas-, es pleno y transparente, puro. Es indeleble donde el primero es furtivo. Lo experimentamos a través de lo poético, pues es esquivo este lenguaje y la poesía puede darle uso sin pervertirlo, por su carácter sólo útil per se y por su lucidez (ya que lo autotélico y lo lúcido dan lugar a la poesía). El lenguaje profundo no puede ser gobernado por el hombre. Es más, si este lo roza gracias a la Poesía, convierte al hombre en servidor. 

Más allá del lenguaje profundo está la música, donde se apagan las palabras, mas, como este, la música es plural. Está la música de ecos y está la profunda, que está más allá, que subyace a la primera, y que no puede ser gobernada. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s