Inventos extraños

Qué extraños los años; para algunos la edad es algo abstracto y nos desubicamos en esos momentos en los que el personaje de un libro es descrito como un hombre mayor a los cuarenta y tres; o cuando algún amigo te dice, viniendo a cuento de algo, “ya somos mayores”. Esas cosas. ¿Lo somos? ¿Es que la edad existe?, nos preguntamos entonces los que no nos enteramos de que el tiempo en las personas se traduce en etiquetas, que de cada edad se espera algo; que se comprendía que haríamos o sentiríamos algo en cada década, algo propio, como ver envejecer el espíritu. Pero nosotros, los que no nos cosimos a los años, nos sentimos desconcertados a veces; tal vez nuestro espíritu es una gallina huyendo del matadero; tal vez las gallinas son los otros y estamos por darnos cuenta que es un problema de especie; tal vez solo sea que a veces el lenguaje no configura la realidad sino que la deforma, la apresa, y palabras como “edad” o “años”, por más que las repites, cuanto más lo haces de hecho, pierden un sentido que tal vez nunca tuvieron. No es lo único que la humanidad ha inventado.

Anuncios

Un comentario en “Inventos extraños

  1. Preguntas: ¿La edad existe? Respondo: no solo existe sino que pesa. Es un fardo que arrastramos, que sin advertirlo se hace cada día, cada instante, más perceptible. Lo que ocurre es que el ritmo de la vida no se percibe del mismo modo en todas las edades, ni en todas las circunstancias. ¡Qué larga se hace la espera de la persona a la que amas! ¡Qué breve su compañía! ¡Qué de prisa pasa el tiempo para el anciano!!Qué lejana ve el joven la vejez!
    ¿Quién es el padre de la exclamación “tempus fugit”? No lo sé. A buen seguro, un anciano.
    Pero ¿cuál es el tiempo verdadero el que percibe la conciencia o el que se mide con el cronómetro?
    Se dirá que el tiempo percibido por la conciencia es relativo, lo que para unos es largo, para otros, breve. Es decir, no es el tiempo verdadero. Pero, la teoría de la relatividad acabó con el concepto de tiempo absoluto, el tiempo objetivo. Tampoco el que se mide con el reloj es un tiempo verdadero ¿Qué nos queda?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s