Grillos agitadores de personas

Repasemos la jornada de hoy: despertar con ganas de seguir en la cama un rato más, trabajar lo habitual en la mañana y hablar con algún cliente, comer disfrutando del silencio sin una conversación artificial, trabajar lo habitual en la tarde y bien; finalmente apagar el ordenador, cayendo la noche, y ya en casa tener la sensación de que este día es como los demás pero distinto a la vez, y todo por un recuerdo que no cuentas a nadie y lo cambia todo. Así son los momentos que se quedan grabados en la mente de uno. Son como grillos de verano que vienen a agitarnos cuando les place. No sé qué somos sin ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s